Archivo mensual: noviembre 2010

Los peligros de un pendrive

El pendrive, ese dispositivo de almacenamiento pequeño, portable y cada vez con más capacidad, que nos permite llevar la información de un sitio a otro sin problemas y donde se pueden introducir o sacar datos de una forma muy sencilla no puede qPendriveuedarse sin su lado oscuro. Un día, puede pasar que lo conectes al ordenador y no funcione, se habrá evaporado su contenido sin remedio y no sabrás ni por qué. Quizás una mala desconexión anterior o un golpe de electricidad puedan haberlo dañado,  quizás venía defectuoso de fábrica. Estos casos, aunque parecen excepciones, ocurren a menudo.

También, y esto es lo más normal, nos lo dejamos “pinchado” en el ordenador del cursillo que estamos haciendo, o en el de la biblioteca pública, o en un cibercafé… luego vuelves a por él y ¡nadie lo ha visto ni lo ha cogido! pero tú te has quedado sin él y sin los datos que contenía!.

También nos lo pueden robar a la vieja usanza, junto con el bolso y la cartera, o dentro del coche,.. las consecuencias serían las mismas que en los casos anteriores.

Seguro que aunque no nos  haya pasado,  conocemos a alguien cercano que lo ha sufrido.

Por otro lado hay que vigilar dónde los metemos, ya que recogen muchos virus de los equipos donde se conectan y provoca que se lleven de un lado a otro con mucha facilidad, recomendable pasar el antivirus antes de trabajar con ellos.

Por eso, tenemos que considerar estos útiles aparatitos como lo que son, un dispositivo portátil para llevar cómodamente la información de un lado a otro, pero NO para ser el depositario único de una información. SIEMPRE hay que tener copia de los datos en un ordenador. Y, si los datos que transportas son confidenciales, tienes que encriptar su contenido, de esta manera, si pasa a otras manos no podrá utilizarlos.

Si seguimos estos consejos: antivirus, copias de seguridad y encriptamiento para datos de alto riesgo, podemos disfrutar de las ventajas de los Pendrive sin ningún problema, ya que, realmente, ¡son muchas!

Anuncios